DESPÍDETE DE LOS MALOS HÁBITOS

¿Estás cansado de ponerte metas y no alcanzarlas?

Cambiar los malos hábitos no es una tarea fácil, sin embargo es fundamental para cumplir con tus propósitos. Si quieres dejar de hacer eso que ya no te funciona y no sabes cómo hacerlo, estás en el lugar correcto. 

Te compartimos algunos consejos que te ayudarán a despedirte de lo que no te permiten crecer:

Aprende a identificar malos hábitos

Existen dos tipos de hábitos, los buenos y los malos. Los primeros son aquellos que te impulsan hacia la consecución de tus metas. En cambio, los segundos no te permiten avanzar ni conseguir tus objetivos. 

Identificar las costumbres que predominan en tu día a día y hacer una lista de ellas, es fundamental para iniciar el proceso de cambio.

Por ejemplo: 

Buenos hábitos

 Malos hábitos 

– Leo y me actualizo

– Empiezo y termino las tareas que me propongo

– Tengo una rutina que me permite reducir el estrés

– Suelo desvelarme y despertarme tarde

-Me distraigo fácilmente con el celular

– Soy desorganizado

En conclusión, uno bueno suma y uno malo, resta

Aprender vs desaprender

Los hábitos son acciones que realizas de manera repetida y constante en el tiempo. Por lo tanto, los aprendes. Si en el pasado has aprendido buenas costumbres, tienes la batalla ganada. Sin embargo, si tus aprendizajes no han sido adecuados, a la larga serán una limitante para crecer.

Cambiar un mal hábito es complejo ya que conlleva desaprender para luego reaprender.

Además, desaprender no significa olvidar todos los conocimientos y experiencias adquiridos. Por el contrario, desaprender significa aprender de los malos hábitos para tomar medidas al respecto y cambiarlo a nuestro favor. 

Se trata de hacer un esfuerzo consciente para decodificar y desconocer patrones establecidos abandonando zonas de confort

Desaprender es el arte de evolucionar dejando atrás todo lo que no es útil.

¿Listo para reaprender?

Cuando se trata de cambiar hábitos, tu cerebro querrá regresar a las antiguas costumbres ya que requieren de menor esfuerzo y no implican abandonar la comodidad en la que vivía. En tu camino de cambiar un mala costumbre aparecerán una cantidad sinfín de obstáculos, incluyendo el clásico “por un día no pasa nada”… así que debes prestar especial atención a esas señales y tomar acciones para evitar caer en la procastinación.

Por ejemplo:

X Quieres dejar de distraerte con el celular mientras estás trabajando.

✓ Desconecta las notificaciones, pon el modo no molestar o aleja el teléfono de tu vista.

X Deseas salir a correr todos los días 

✓ Prepara los tenis y la ropa de deporte la noche anterior. 

X Te gustaría dejar de llegar tarde al trabajo

✓Prepara tu ropa, mochila y comida un día antes, evita desvelarte y pon alarmas.

El cambio inicia con acciones pequeñas, sé paciente contigo.

Si quieres saber cómo adquirir un nuevo hábito visita este artículo que preparamos para ti:

cuidadosamente-
Cuidadosamente

7 comentarios en “DESPÍDETE DE LOS MALOS HÁBITOS”

  1. Pues de la misma forma que creaste los que si tienes. El articulo plasma la realidad hay que construir desde los errores cometidos. Felicidades a cuidadosamente.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.