RECETA SECRETA PARA CUMPLIR TUS METAS

Cumplir nuestras metas suele ser algo complicado porque estamos mentalizados a fracasar. En realidad, cumplir nuestros propósitos está a nuestro alcance, es posible y en Cuidadosamente te compartiremos 3 claves que te permitirán hacerlo.

1. Ten claras tus metas

Teniendo claro tu objetivo, no te perderás en el camino. Enfócate en las cosas relevantes, en lo que realmente quieres y no dejes que nada se interponga entre tú y tu meta. Plantea y planea tus objetivos. 

Quizá pueda servirte anotarlos en una libreta o en un papelito y pegarlos en tu espejo. Aquí tienes que comenzar a escucharte y hacer lo que sepas que te funcionará mejor. No importa cuántos pasos tengas que dar para conseguirlos, solo necesitas empezar y no perder de vista el destino final.

Aquí es muy importante no perder de vista que así como vas a disfrutar de cumplir las metas, también puedes disfrutar del camino. 

Todos y cada uno de los pasos que des en el son igual de importantes y valiosos. Reconocer tu esfuerzo y compromiso sería un gran gesto de amor propio

2. ¡No te rindas!

J.K Rowling estaba convencida que todo lo que había hecho en su vida era un absoluto fracaso. Pero cuando Harry Potter fue publicado (después de ser rechazado en 12 editoriales) se dio cuenta de que si no hubiera perseverado en cada paso, habría dejado de escribir mucho tiempo atrás. 

En el camino hacia tus sueños, te vas a encontrar con obstáculos, el no desistir y seguir luchando por ellos hará que al final sientas que todo ha valido la pena.

Aquí te recomendamos que cuando se te presente alguna dificultad que te haga pensar que no podrás cumplir tus metas, hagas lo siguiente: 

Toma papel y lápiz. Posteriormente anotarás ese pensamiento limitante y pondrás 5 alternativas diferentes de cómo podrías resolver esa situación. ¡Es hora de poner en marcha en plan A, B, C, D, E y F!

3. Sé agradecido/a

De nada sirven el esfuerzo y la dedicación si no los disfrutas. Concédete la oportunidad de sentirte satisfecho contigo mismo y con tus capacidades. Aprecia todo lo que has hecho, lo que has aprendido y también lo que estás logrando en “el ahora.

Permítete unos momentos cada día para valorar y agradecer por todo lo que hiciste o dejaste de hacer en la dirección hacia tus sueños. El agradecimiento genera en un estado mental positivo y te ayuda a sentirte realizado. 

Esta es una manera de demostrar al universo que estás listo para recibir más.

Cumplir metas no es algo imposible, recuerda que lo que creas, lo CREAS. En Cuidadosamente contamos con un equipo de profesionales que pueden ayudarte a transitar este proceso y aclarar tus ideas para que sea más fácil

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.