UN ADOLESCENTE EN CASA

¿Tienes un adolescente en casa y no sabes qué hacer?

Madres y padres saben que tener un adolescente en casa puede ser complicado. Esta es una etapa de desencuentro y generalmente produce angustia en el núcleo familiar.

¿Qué es la adolescencia?

La adolescencia es un período del desarrollo reestructurante en todos los aspectos psíquicos de la persona. El y la adolescente buscan crear su propia identidad, individualidad y su representación sí mismos separada de los otros.

Los adolescentes se enfrentan a cambios corporales, dudas de su identidad sexual y cambios en su estado de ánimo. Los asalta una ola de miedos y confusión que generalmente puede provocarles ansiedad.

Durante esta etapa se busca liberarse de lo aprendido en la infancia, sobre todo de expectativas e ideales parentales. Aquí pueden presentarse complicaciones familiares ya que los adolescentes buscarán rebelarse ante las estructuras asignadas por los padres y otras figuras de autoridad.

Pero… ¿por qué es tan difícil tratar con mi hija o hijo? 😨

La llegada de los hijos a esta etapa puede afectar la vida de quienes ejercen funciones parentales. Es decir, las angustias, miedos, inseguridades, envidias y enojos que muchas veces los padres viven, se deben al reflejo en su propia historia.

Aunado a ello, resulta común que las figuras parentales atraviesen a la par la andropausia o la menopausia. Durante estos períodos también suelen aparecer en los padres: 

  • Fluctuaciones en el estado de ánimo
  • Cuestionamientos sobre el logro de metas
  • Preguntas sobre la vida en pareja

¿Qué podemos hacer?

Como adultos podemos sostenerles y acompañarles en esta etapa. Una forma de hacerlo es acudiendo a psicoterapia, siendo lo ideal que asistan padres e hijos.

No debe perderse de vista que la rebeldía es natural, deseable y trascendental para adquirir individualidad, independencia y autoafirmación. Por esta razón los y las jóvenes necesitan transgredir las reglas a través de actitudes, música, moda, etc.

Debemos tomar en cuenta que los y las chicas muchas veces están a merced de sus emociones, son impulsivos y no siempre miden las consecuencias de sus actos. Es sumamente importante proveerles apoyo y contención, establecer límites estables y claros para que se sientan protegidos y su ansiedad se vea reducida.

Promover y proveer un espacio con sus pares les permitirá experimentar una ideología compartida que permita identificaciones externas a la familia. La posibilidad de realizar actividades recreativas, deportivas y académicas también.

Lo anterior se vio afectado debido a la pandemia y poco a poco tendremos que buscar posibilidades de retomarlo. 

¡Apoya a tu adolescente!

Resulta de suma importancia que los padres trabajen en equipo. Checa estas recomendaciones:

En casa: 

Si tienen un adolescente en casa, ambos padres deberán actuar con coherencia en el establecimiento de límites, tomar decisiones y transmitirlas a modo de acuerdos.

Hagan negociaciones, ceder ante todo por evitar el conflicto puede provocar incumplimiento de límites. También puede promover la falta de respeto a las figuras de autoridad y disminuir las posibilidades de encontrar con quien identificarse.

En la escuela: 

Apoyen y sostengan las decisiones de los maestros y directivos como figuras de autoridad para sus hijos. Esto desdibuja la autoridad y las reglas, impidiendo que los chicos puedan hacerse cargo de las adversidades que se presenten.

Con los amigos: 

Posibiliten espacios de recreación y convivencia, promuevan la comunicación y nunca descuiden los límites, no teman decir “NO”.

¡Permítanles hacerse cargo de lo que les sucede!

Por otra parte, si tu hijo está viviendo una crisis emocional grave y no sabes qué hacer, checa estas recomendaciones.

un adolescente en casa
Psic. Alejandra Espinosa
Psicóloga Clínica en Cuidadosamente

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.