SALIR DEL CLÓSET

¿Qué significa?

Salir del clóset puede definirse fácilmente como revelar la orientación sexual o identidad de género a quienes te rodean, siendo estos generalmente la familia y amigos. Y aunque puede ser un proceso difícil para muchos, siempre predomina una sensación de libertad al poder vivir como tu verdadero yo, sin necesidad de esconder quien eres.

Este proceso tiene sus altos y bajos, como muchas cosas en la vida. La forma de vivirlo es  muy particular para cada persona ya que las reacciones con las te puedes encontrar en el camino quizás no sean las esperadas o las que quisieras. 

Principales dificultades:

Algunos de los conflictos a los que se enfrentan las personas al momento de aceptar sus preferencias son el miedo a lo que pueda pensar esa persona importante o cómo reaccionarán los padres ante esta noticia. Parece increíble que aún viviendo en el siglo XXI, esta noticia puede conllevar algunos problemas que dependerán del contexto, país, religión, o incluso de las expectativas impuestas sobre ti, las cuales no siempre es posible ni necesario alcanzar.

Aunque esto parece muy negativo, también es posible encontrarse con sorpresas agradables como el apoyo incondicional de quienes te importan. También puedes recibir mucho amor por parte de las personas que solo quieren verte feliz.

Etapas al "salir del clóset"

Es posible experimentar ciertas etapas a lo largo de este camino. No todos los procesos son iguales ni está mal saltarse alguna de ellas. Conocer esta información te permitirá tener más entendimiento sobre lo que puedes estar viviendo tú o alguien que conozcas. También te ayudará a saber que al final conseguirás sentir la libertad que siempre has deseado.

1. Ocultarse: En esta primera etapa es posible que tengas conocimiento sobre tus sentimientos o sobre tu identidad pero intentes ocultarlos. Probablemente actuarás de la forma más normativa posible siguiendo los roles impuestos por la sociedad. Esto para no levantar sospechas o ser percibido de una forma para la que no estás listo.

Puede haber un gran miedo a ser rechazado, discriminado e incluso agredido. No comportarte o verte de una manera diferente a aquella a la sociedad está acostumbrada puede parecer aterrador. Debido a lo anterior, es normal que intentes caller tus pensamientos y poner una fachada.

2. Aceptación: En este momento puede llegar un sentimiento de conformidad ante la orientación sexual o identidad de género. Comenzarás a reconocer que es una situación que no se puede cambiar ya que se nace de esta forma. Descubrirás que no es un capricho ni una fase, lo cual sucede generalmente luego de un proceso de autoconocimiento y aceptación.

Asimismo, en este punto surge la necesidad de exteriorizar lo que sientes para dejar de fingir. Dejar mantener esa fachada agotadora para así lograr la libertad y vivir de la forma que siempre has querido.

3. Revelación: Por último, tenemos el momento más esperado, “salir del clóset”. Independientemente de las reacciones, comentarios o cambios en las relaciones que pueda traer el dar a conocer la identidad de género o la orientación sexual,  predomina una sensación de alivio y liberación.

salir del clóset

¿Qué pasa después de salir del clóset?

Estos sentimientos aunados a la fortaleza que trae consigo pasar por todo este proceso, hacen que te vuelvas muy resiliente y más feliz. Ya no importa el qué dirán ni las expectativas que otros puedan poner sobre ti. Puedes comenzar a vivir en el mundo libre por el cual has luchado desde el comienzo.

No te preocupes si tus relaciones sociales cambian, algunas se verán fortalecidas y otras quizás tomarán algún tiempo para aceptar esta versión de ti que no conocían. Pero ya no tienes que seguir cargando el peso de aparentar algo que no eres por los demás.

Eres libre de experimentar, de tener tus propias expectativas. Sigue tus propias reglas, vive siendo fiel a quien eres, a tus sentimientos y a tus propios estándares. 

Si en algún momento identificas que ciertas creencias están impidiéndote seguir adelante, aceptarte y respetarte, te recomendamos que leas este artículo.

Salir del clóset es un proceso complejo pero nunca nadie te quitará la libertad de ser tú mismo.

salir del clóset
Victoria Gutiérrez
Psicóloga Clínica Especialista en LGBTQ+

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.