¿Qué es la musicoterapia? Para qué sirve y sus beneficios

Orígenes de la musicoterapia

La música según los antiguos, no era una ciencia mecánica o un arte: la música era el primer lenguaje.

Hazrat Inayat Khan

Imagina a los primeros seres humanos en la búsqueda de la supervivencia. Nuestros ancestros exploraban el mundo tratando de entenderlo, se enfrentaban a fenómenos naturales, a otros animales, catástrofes y mucho más. Ahora imagina todo lo que podían sentir, ellos sintieron asombro, fascinación, miedo, alegría, enojo, impotencia, tristeza, agradecimiento, amor, odio, desesperación, ternura etc. 

Toda esta gama de sentimientos, pensamientos e imágenes, poseían tal profundidad y complejidad, que muchas veces las palabras se quedaban cortas  para poder expresar todo lo que sentían. Y así es como nace la música y el arte, como una posibilidad de expresar nuestro mundo interior.

Aprende a transitar emociones difíciles con autocompasión con esta meditación.

En palabras de Víctor Muñoz (2008), nada más asombroso que poder imaginar a nuestros antepasados americanos azorados ante los sonidos del trueno, los ritmos de la lluvia, el aullido del lobo, el canto del quetzal, el silbido del aire, el gruñido del jaguar. El sonido del ambiente provocaba cambios profundos en ellos.

orígenes de la musicoterapia

Somos seres musicales

Estos primeros seres humanos intentaban emitir sonidos como una forma de relacionarse con el ambiente, quizás existieron códigos sonoros, antes que palabras. Probablemente ellos no podían decir tengo miedo, pero si gritar y emitir un sonido, Quizás no sabían decir a su hijo con palabras te quiero, pero si podían emitir un murmullo que surgía de lo más hondo de su alma. 

Así que como puedes ver, la musicoterapia ha estado presente de diversas maneras a lo largo de nuestra historia. 

No es casualidad que el vínculo entre el ser humano y la música sea tan fuerte y profundo, que haya música en cada pueblo, cada cultura, cada rincón de este planeta. Es una manera de contar historias, de expresar quienes somos, que hacemos, que es valioso para nosotros, nuestros sueños y anhelos, nuestra manera de ver el mundo, expresar las maravillas de esta existencia, así como lo más terrible de este mundo.

Nos reunimos para hacer música, para escuchar música para bailarla, la música  toca nuestro cuerpo,  nuestra mente,  nuestro inconsciente, nuestro corazón, nuestras emociones y  nos transforma enormemente, nos sensibiliza ante el mundo y ante los demás.

Somos seres musicales, la música es un legado de la humanidad, forma parte de nuestra herencia cultural, y sigue cumpliendo funciones muy importantes: Como forma de expresión, como facilitadora  de la integración social, como vehículo de contacto emocional y como elemento de sanación.

¿Para qué sirve la musicoterapia?

Es así como nace la musicoterapia, primero en su forma no científica, más bien intuitiva. Aquí la música era usada dentro de los rituales de sanación como un elemento facilitador de los procesos de curación. La música era considerada una medicina más o era invocada como un espíritu capaz de lograr la reintegración de la salud del enfermo.

Posteriormente, ya en la época más actual se integra como una disciplina paramédica, la MUSICOTERAPIA es definida  por la asociación estadounidense de musicoterapia como:

El empleo de la música para alcanzar objetivos terapéuticos: La recuperación, conservación y mejoría de la salud mental y física. (NAMT, 1980 P.1)

¿Cómo funciona la musicoterapia?

Actualmente existen 6 modelos de musicoterapia en el mundo, los cuales buscan manera de potencializar estas cualidades de la música para el restablecimiento de la salud mental y física estos modelos son:

  • Conductista
  • Nordoff Robbins
  • La guía imaginaría con música (GIM)
  • De Benenzon
  • Analítica 
  • Humanista

Cada modelo tiene algo que aportar y una manera particular de usar la música para el beneficio de la salud. Cabe mencionar que todos estos modelos comparten dos maneras de hacer musicoterapia, una es la musicoterapia activa y la otra la musicoterapia pasiva.

Musicoterapia activa y pasiva

La musicoterapia activa consiste en el trabajo con instrumentos musicales. De esta forma, el paciente se convierte en un ejecutante, usa el instrumento como una extensión de su mundo interior y le da un sonido a sus padecimientos. Aquí es donde la función expresiva de la música toma relevancia. 

En la musicoterapia receptiva el paciente recibe la música. Puede que sea tocada por un ejecutante o un grupo de ejecutantes en vivo o mediante el uso de la música pregrabada. El paciente es un receptor, la música toca lugares emocionales o de la consciencia que nuestra mente racional ha mantenido ocultos. 

Todas estas cualidades que la música posee, necesitan un sentido y una dirección y es ahí donde el papel del MUSICOTERAPEUTA se vuelve relevante.

El musicoterapeuta es el profesional de la salud entrenado para crear experiencias musicales con objetivos terapéuticos. Es un experto en música y en psicoterapia, que pone su creatividad y conocimientos  al servicio del paciente.

La musicoterapia todavía tiene un camino muy largo por recorrer  y cada vez se vuelve más y más conocida. Vale la pena mencionar que es una disciplina joven y un enfoque psicoterapéutico con un potencial enorme. El trabajo que se realiza en musicoterapia es integral e incluye el trabajo corporal, cognitivo y emocional, 

Hay muchas maneras de explicar la fuerza del vínculo entre música y ser humano, muchos escritos al respecto, pero basta con escuchar una pieza musical que se conecta directo a nuestra alma para saber de lo que estamos hablando, para saber que la música está ligada al ser humano en lo más profundo de nuestro ser.

  • Muñoz Polit V. (2008). Musicoterapia Humanista. Un modelo de psicoterapia musical. Primera Edición, México. Ediciones Libra.
  • Osseily Hanna (2015). Música y coexistencia. Primera Edición. México. La Cifra Editorial.
musicoterapeuta tirso
Tirso Tejeda
Psicólogo Especialista en Musicoterapia

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.