MITÓMANO: APRENDE A IDENTIFICARLO

¿Qué es un mitómano?

La mitomanía es un trastorno del comportamiento, en la cual el mitómano busca en sus engaños la aceptación de los demás.

“La mitomanía es una falsificación desproporcionada que puede llegar a ser extensa, complicada o presentarse durante años o incluso toda la vida” 1

Este comportamiento suele formar parte de la sintomatología de otro tipo de trastornos mentales como trastorno bipolar, trastorno de esquizofrenia, trastorno límite de personalidad, trastorno histriónico de la personalidad, trastorno narcisita, entre otros. 

Los sujetos que la padecen suelen fantasear de forma reiterativa para obtener atención y no pueden dejar de hacerlo. Uno de los principales motivos es la baja autoestima.

¿Cuáles son los síntomas/características de un mitómano?

aprende a identificar a un mitómano
  • Baja autoestima. Necesidad de ser el centro de atención.
  • Un mitómano tiene poca habilidades sociales y establece vínculos desde la mentira, de acuerdo al entorno en donde se encuentre.
  • Sus historias están bien argumentadas, es decir, las hilan con historias reales.
  • El mitómano busca sacar algún provecho o beneficio personal.
  • Su vida social se deteriora cuando los demás comienzan a dudar de la veracidad de las historias. Esto provoca que se empiecen a cortar sus vínculos y se reduzca su círculo social.
  • No resisten el impulso de mentir
  • Tienen niveles de ansiedad elevados
  • Narcisista
  • Fantasioso
  • Seductor

¿Cómo descubrir a un mitómano?

Conocemos ya algunos factores por los cuales un mitómano tiene esta conducta, sin embargo, estas son algunas características de su lenguaje corporal. Estas señales nos permitirán observar su comportamiento:

  1. Esta rígido debido a que ejerce un autocontrol sobre su cuerpo y mente.
  2. Da mucha información, es decir, adorna su discurso con toda clase de detalles fantasiosos.
  3. Repiten palabras y frases, su discurso es cerrado y memorizado, si algo se mueve se ponen nerviosos.
  4. Miran fijamente, tratan de intimidar para que nadie sospeche que mienten, incluso se pueden llegar a molestar.
  5. Se les seca la boca debido a que están en constante estrés y el sistema nervioso reduce el flujo de la saliva.
  6. Mueven mucho la cabeza o brazos exagerando lo que dicen.
  7. Se tapa la boca porque es una manera de contener la mentira en el interior.
  8. Mueven los pies y tratan de mantenerlos fuera del alcance de la vista del interlocutor.

¿Cuál es el tratamiento?

Antes que nada, cuando se inicia un tratamiento, él o la paciente tienen que estar conscientes de que requieren un tratamiento. Por lo general, el abordaje debe ser multidisciplinario, es decir, con un psicólogo y un psiquiatra. El tratamiento dependerá de la gravedad del mismo.

La evidencia científica ha demostrado que la terapia más utilizada para este tipo de pacientes es la cognitivo-conductual a través de la cual se busca reforzar su autoestima y enseñarle a valorarse tal como es, reduciendo el número de veces que se miente al día. 

Recuerda que la salud física es muy importante pero la salud mental es fundamental para nuestro desarrollo humano. 

psicóloga isela
Isela Barradas
Psicóloga Clínica

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.