TRIGLICÉRIDOS ALTOS

¿Cómo ayudo a mi cuerpo si tengo los triglicéridos altos?

Si alguna vez te has realizado análisis de laboratorio y te han alarmado los resultados, continúa leyendo. ¡Este artículo es para ti! Para actuar y ayudarle a tu cuerpo a corregirlos es importante entender qué son, cuáles son los niveles normales y cuáles son los riesgos de los valores fuera de rango. En este artículo hablaremos específicamente de los triglicéridos altos. 

Los triglicéridos son un tipo de grasa que todos tenemos en la sangre de manera natural. Por su parte, cuando se elevan aumentan el riesgo de sufrir varias enfermedades como:

    • Riesgo de un ataque al corazón
    • Mayor posibilidad de un accidente cerebrovascular 
    • Inflamación aguda del páncreas (pancreatitis). 

Por su parte, el páncreas se encarga de formar hormonas y fluidos para muchas funciones del cuerpo como la digestión, entonces su inflamación puede ser una situación grave.

trigliceridos-altos

De hecho, los triglicéridos altos son a menudo consecuencia y signo de otras enfermedades como la obesidad, la diabetes tipo 2, el síndrome metabólico y ciertas afecciones genéticas. 

En cuanto a los triglicéridos se clasifican de la siguiente manera: 

Rango

mg/dl

Normal

150

Límite

150-199

Alto

200-499

Muy alto

Mayor de 500

¿Se pueden mejorar los valores anormales?

Sin importar el nivel, cuando los triglicéridos se salen del rango normal es muy importante acudir al médico para revisión. Él/ella evaluará y decidirá si necesitamos medicamentos para corregirlos de acuerdo con nuestra edad, antecedentes familiares y otros factores de nuestro historial clínico. 

Además de los medicamentos,  nuestros hábitos son pieza clave para ayudarle a nuestro cuerpo a regresar a valores normales. 

Asimismo, algunas acciones que podemos llevar a cabo son:   

9 tips para bajar los triglicéridos altos

1. Disminuir la ingesta calórica

Para comenzar, cuando comemos calorías en exceso, estas se convierten en triglicéridos para después almacenarse como grasa en el cuerpo. 

2. Implementar una rutina de ejercicio

Agregando a lo anterior, el ejercicio constante puede ayudar a reducir los triglicéridos. También recomienda realizar cuando menos 30 minutos al día. Intenta ser más activo durante tu rutina diaria, puedes subir y bajar escaleras, pasear a tu mascota, caminar al trabajo, etc. 

¡No olvides consultar previamente a tu médico!

implementar una rutina de ejercicio beneficia tu salud

3. Suspender el consumo de alcohol

El alcohol es alto en calorías y azúcares. Además, es particularmente influyente sobre el nivel de triglicéridos en el cuerpo. ¡Evítalo!

4. Estar en un peso sano

Es importante recalcar que en este punto se recomienda consultar a un especialista para que chequen este asunto juntos. 

5. Reduce tu consumo de alimentos altos en azúcares simples

Por ejemplo: azúcar de mesa, miel, mermelada, chocolate, cajeta, piloncillo, pan dulce, galletas dulces, pastelitos, tortillas de harina. Agregando a lo anterior, refrescos, jugos, aguas de sabor, bebidas energéticas, pan de caja, frutas de alto índice glucémico o cualquier alimento que la etiqueta contenga jarabe de maíz de alta fructosa.

el consumo de azúcares simples afecta tu salud

6. Reduce tu consumo de alimentos altos en grasas saturadas o grasas trans

Así como: margarina, manteca vegetal, mantequilla, productos, comida rápida. También alimentos fritos, leche entera, quesos duros y amarillos, carnes rojas, embutidos, crema, aceite de coco, entre otros. 

7. Consume alimentos altos en grasas saludables

Especialmente proveniente de plantas como aguacate, aceite de olivo extra virgen, aceite de canola, aceite de cártamo o soya. Aparte, la linaza, nueces, semillas y carne de pescadode aguas frías como atún, sardina y salmón son excelentes opciones.

bajar los triglicéridos consumiento grasas saludables

8. Cocina con las siguientes formas de preparación

Se recomienda cocinar al vapor, al horno, asado, a la plancha, estilo ceviche o salpicón, en caldillo verde o rojo. Evita los alimentos fritos, capeados, empanizados, cremosos y gratinados.

Para finalizar, la corrección del nivel de triglicéridos en sangre está estrechamente relacionada con cambios en nuestros hábitos y estilo de vida. La mejor manera de lograrlos es buscar ayuda con un enfoque multidisciplinario que incluya:

♦ Estrategias conductuales con un psicólogo

♦ Estrategias farmacológicas con un médico 

♦ Estrategias de alimentación con un nutriólogo.


¡Mejorar tu salud está en tus manos!

Consulta evidencia científica y más información aquí: 

Artículo 1
Artículo 2

Nutrióloga Mariana
Lic. Mariana Galindo
Licenciada en Nutrición y Ciencia de los Alimentos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.