¿CUÁLES SON LAS FASES DE UN DUELO?

CuidadosaMENTE

Entendemos como duelo toda pérdida significativa que ocurre en algún momento de nuestras vidas.  Ya sea la muerte de un ser querido, la pérdida de un empleo, un divorcio etc. Existen 5 fases del duelo y aplican igual para los anteriores ejemplos, sin embargo, no todos pasamos por todas las etapas ni tampoco en el mismo orden. ¿Quieres tener una mayor comprensión sobre lo que te ocurre? Te lo explicamos a continuación.

Fase 1 : Negación

No aceptar la realidad es un mecanismo de defensa que todas las personas tenemos y que nos ayuda a suavizar el “golpe”. Niegas lo que te sucede porque tiendes inconscientemente a postergar el impacto, ya que no estás preparada para aceptar el cambio y el dolor provocado por éste.

La duración de ésta etapa puede ser mayor o menor ya que  siempre depende de la persona, sin embargo, nunca es indefinida, llega un momento donde irremediablemente tropiezas con la realidad.

 

Fase 2: Ira

Estás enfadada, con resentimiento… aparecen emociones fruto de la frustración porque no puedes cambiar lo ocurrido. Te preguntas “¿Por qué a mi?, ¿Por qué ahora?, No es justo“ y aparece el enojo con la vida, con tus creencias y el general, con el mundo.

En esta etapa tratarás de canalizar la ira y sacarla en todas las direcciones, sin embargo, no encontrarás alivio ni soluciones. Quieres encontrar responsables, culpables de lo ocurrido e incluso sin quererlo, puedes acabar por enojarte con las personas de tu entorno a pesar de que no tengan culpa alguna.

 

Fase 3: Negociación

Esta etapa es una nueva conducta defensiva, tiendes a crear una historia ficticia en la que piensas que puedes revertir el proceso. En casos fallecimiento, ésta etapa puede darse cuando la muerte está anunciada ( enfermedad terminal) pero la persona aun está viva.  En casos de divorcio, puede ser que anuncien el final de la relación, pero aun no se han separado. Es una fantasía que que ayuda a disminuir la frustración al sentir que puedes hacer algo para cambiar la situación. Ésta es una de las fases más cortas de todas  ya que es fantasiosa y en consecuencia, desgastan.

Fase 4: Depresión

Después de la Negación, la Ira y la Negociación entras en la fase de Depresión. Finalmente ves lo que sucede, la muerte, el divorcio, la pérdida… A partir de ese momento, empiezas a experimentar una serie de síntomas parecidos a los de la Depresión; pérdida de apetito, aislamiento, apatía, cansancio y una tristeza profunda en la que nada parece darte consuelo. Empiezas a ser consciente de lo sucedido, ya no lo niegas, ni tampoco te sientes enojada.  El sentimiento de vacío y  la ausencia son tan grandes que en algunos casos puedes llegar a atener una crisis existencial en la que te replantearás hacia donde encaminar tu propia vida.

En ésta etapa tienes la sensación de que nada ni nadie puede ayudarte a seguir adelante y es dónde muchas personas hacen crónico el duelo, ya que no se permiten sentir éstas emociones y tratan de enmascararlas tratando de parecer fuertes. En ésta etapa es donde   tienes que buscar ayuda psicológica.

Fase 5: Aceptación

Ésta es la última de las fases del duelo. Llegar aquí requiere que la persona haya tenido el acompañamiento y el tiempo necesarios para superar las fases pasadas. La aceptación sólo aparece cuando te has permitido expresar, sentir y sanar las emociones anteriores.

En esta etapa es importante que retomes tu rutina, que empieces a distraerte y que hagas nuevos planes. Opta por un estilo de vida saludable que te ayude a sentirte bien contigo misma.

En conclusión, toda pérdida necesita pasar por un duelo y requiere de tiempo. Éste tiempo es diferente para cada persona y suele durar de 3 a 6 meses en promedio dependiendo del tipo de pérdida.  Son tantas las emociones que debes manejar que es de gran importancia que con la ayuda de un psicólogo tomes Terapia para duelo.

 

Puedes elegir un Psicólogo Online para que te resulte más cómodo el proceso ya que obtendrás estrategias y conocimientos para mejorar de la forma más eficaz. Volverás a  encontrar la felicidad pero ésta vez lo harás de otra manera, porque cada una de las etapas que has superado te ha hecho más fuerte.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.