¿Cómo afrontar la vejez?

A través de este artículo, buscamos acompañarte para afrontar la vejez e invitarte a resignificar esta etapa. Presentaremos algunas preguntas que te ayudarán a ver este proceso de una manera más orgánica y con oportunidades de goce.

Además, queremos ayudarte a tomar decisiones que te permitan ser autónomo e independiente en tu día a día. Finalmente, buscaremos fomentar la comunicación y el respeto hacia este proceso de vida.

¿Qué es el envejecimiento?

El envejecimiento es un proceso natural en la vida, que si aceptamos con naturalidad nos permitirá disfrutar de cada momento, vivencia y oportunidad que se nos presente.

En la vejez surgen muchas cuestiones. Si identificas otras, por favor anótalas en un cuaderno o en una hoja.

¿Quién cuidará de mí en la vejez?

Sin duda, esta es la pregunta más frecuente y preocupante en esta etapa de la vida. Comenzamos a sentir que estamos perdiendo el ritmo de la vida y todo se vuelve más complejo. En este punto, muchas personas deciden aislarse para evitar juicios de la sociedad y de quienes los rodean.

“Preferimos cuidarnos solos a desesperar a los demás”

Te invito a vivir tu proceso con naturalidad. Es normal que vayamos perdiendo facultades y las actividades diarias se vuelvan más difíciles. Pedir ayuda no significa perder independencia, al contrario, fortalece las relaciones y nos permite sentirnos acompañados.

También te animo a comunicar cómo te sientes y cómo te afectan las acciones de quienes te rodean. No es tu culpa que las cosas sean así, invita a los demás a aprender contigo. Ellos también pueden sentirse impotentes ante el cambio y abrir canales de comunicación te permitirá construir espacios seguros.

¿Cómo aceptar mi cambio físico?

Aceptar los cambios físicos puede ser uno de los desafíos más grandes que enfrentamos. A medida que envejecemos, notamos arrugas y canas, lo que a menudo genera un conflicto interno. Sentimos que perdemos atractivo y tememos ser percibidos por la sociedad como “viejitos”.

Quisiera compartir una frase que me gusta mucho: “la vejez no es el ocaso, sino la culminación de un buen amanecer”.

Esta frase nos invita a abrazar cada etapa de nuestra vida. A menudo emitimos juicios sobre nuestra apariencia, no solo en la vejez sino también en otras etapas de nuestra vida. Por ejemplo, en la adolescencia nos vemos a nosotros mismos como “deformes” y luego en la adultez pensamos: “qué orejón me veía, qué bueno que crecí”.

Todo depende de la narrativa. Te invito a hablarte a ti mismo desde el agradecimiento. Tu belleza sigue intacta y tu perspectiva depende de cómo te refieres a ti mismo. Las canas están de moda en la actualidad, ¡aprovéchalo y date la oportunidad de probar un nuevo estilo!

Si quieres saber cómo tratarte con amabilidad, checa este artículo. 

¿Cómo mantenerme sano para afrontar la vejez?

En la vejez, la salud juega un papel importante. Por ello, es esencial prestar atención a la alimentación y a los hábitos.

Alimentación

Desarrolla un plan alimenticio que incluya las tres comidas principales del día. Recuerda que el desayuno y la comida son las más importantes, mientras que la cena puede ser algo más ligero. Esto te permitirá descansar mejor y evitar pesadillas.

Ejercicio

Te sugiero que planifiques los días en los que te gustaría realizar actividades físicas. Por ejemplo, podrías nadar tres días a la semana y dedicar el resto a leer o estar con tus seres queridos. Esto te ayudará a tener una vida más activa y tu cuerpo te lo agradecerá. 

Si sientes que no puedes mantener esos hábitos, no te preocupes. Es importante respetar tus tiempos, los hábitos no se construyen de la noche a la mañana, toman tiempo. Amar tu proceso te ayudará a ser flexible y compasivo contigo mismo. Empieza por algo que disfrutes y te guste.

Otras consideraciones

Como podrás ver, surgen muchas preguntas de cómo afrontar la vejez. Por ello, te invitamos a escribirlas para que podamos ofrecerte nuestro apoyo y acompañarte en esta etapa de la vida a través de la terapia en línea.

Desarrollar lo que consideramos como responsabilidad afectiva, es vital en esta etapa, porque requiere mucha compasión, amor y respeto.

Si tienes algún ser querido que está envejeciendo, recuerda la importancia de la comunicación y de hacerle sentir escuchado.

Si estás atravesando esta etapa, recuerda que igual que en otras etapas de tu vida necesitas abrazarte mucho. La vejez puede ser difícil pero no tiene por qué impedirte disfrutar de la vida. Es un momento para agradecer todo lo que has logrado a lo largo de tu vida.

El amor propio también juega un papel muy importante. Aunque tu cuerpo esté cansado o hayas perdido ciertas facultades, no significa que debas juzgarte negativamente.

Es momento para adaptarte al cambio, encontrar lo positivo dentro de lo negativo y reconocer el verdadero valor por la vida.

En CuidadosaMENTE contamos con un equipo de psicólogos profesionales que pueden ayudarte a afrontar la vejez a través de la terapia en línea.

Psic. Carlos Magaña
Psicólogo clínico en CuidadosaMENTE

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *