¿QUÉ ES EL PSICOANÁLISIS?

CuidadosaMENTE

En el lenguaje popular, constantemente usamos palabras como: Inconsciente, lapsus, represión, interpretación, entre otras muchas; de las cuales poco a casi nada sabemos a qué se refieren. Sin embargo, cuando las empleamos sabemos que nos estamos refiriendo a cuestiones psicológicas, sin tener la necesidad de ser expertos y sin tener la menor noción de psicoanálisis.

Es fascinante observar como el psicoanálisis ha permeado en la cultura popular y ha encontrado un lugar casi mitológico dentro del mundo de la psicología, pues puedo asegurar que, Sigmund Freud (1856-1939), es el teórico de la mente más conocido por estudiantes de psicología e incluso por personas ajenas a la psicología. Toda el aura de misticismo que rodea al médico vienés, lo vuelve una especie de leyenda referencial para los que nos dedicamos a la salud mental, ya sea que estemos de acuerdo o no con los postulados del padre del psicoanálisis.

Pero, a pesar de ser uno de los pensadores más conocidos del mundo, se sigue ignorando su trabajo por el grueso de la población. Ya sea porque se considere que sus ideas están pasadas y son obsoletas o por pensar que son demasiado complicadas para ser entendidas. Tal vez estos atributos sean los causantes de que el psicoanálisis sea tan atractivo. Pero ¿qué es el psicoanálisis? En este texto no quiero dar una visión académica del psicoanálisis, pues ya hay más y mejores textos que lo abordan de esta manera. Lo que quiero transmitir un visión del psicoanálisis que ayude al lector a entender mejor de qué se trata esta disciplina.

Lo primero que se puede decir del psicoanálisis, es que Freud lo consideraba como una ciencia, un arte, un método terapéutico y una herramienta para la investigación del inconsciente. Sin embargo, el día de hoy ya no se considera una ciencia tal cual (al menos como las ciencias positivistas que conocemos). En realidad hoy se considera que el psicoanálisis es un método terapéutico que se basa en la exploración del inconsciente. Antes de continuar, tengo que definir qué es el inconsciente. Bien, Freud consideró que la mente humana era como una casa con varias habitaciones a las que llamó: Consciente, Preconsciente e Inconsciente.

El consciente hace referencia a todo aquello que percibimos y lo que está al alcance de la memoria, mientras que el preconsciente es un lugar donde yacen algunos recuerdos que parecen olvidados pero que pueden ser traídos a la consciencia mediante algún esfuerzo. Pero el inconsciente, es esa parte de la mente a la cual no tenemos acceso, es una habitación de la casa que se rige por reglas distintas a las otras dos. Aquí yace todo lo que hemos reprimido, los deseos más primitivos y en realidad todo lo que no conocemos de nuestra mente. Es como si fuera un cuarto oscuro donde están todas esas cosas que salen cuando no nos damos cuenta: cuando pagamos de más en una tienda, cuando cambiamos una palabra por otra más bochornosa, cuando soñamos con algo que nos inquieta, cuando nos ponemos celosos por “X” motivo, etc. El inconsciente es, para Freud y el psicoanálisis, un lugar que necesita ser explorado para saber cómo afecta a nuestra vida cotidiana en la creación de conflictos.

Con toda esta infraestructura que Freud hace de la mente, crea un método (el psicoanálisis) para explorar dicho lugar, pues está convencido de que el inconsciente es el origen de muchas enfermedades mentales en el ser humano. Es decir que si tienes un inconsciente, seguramente tienes conflictos. Entonces, luego de varias pruebas, Freud piensa que para llegar a conocer dicha mente, es necesario que el paciente hable de todo lo que está en la mente, y tarde o temprano el material inconsciente se presentará y allí estará el psicoanalista para darle un sentido que sea más comprensible. De este modo nace la asociación libre, la cura por la palabra. Claro que todos podemos darnos cuenta de las equivocaciones o de recuerdos reprimidos, pero casi nunca investigamos más allá su significado, esa es la labor del analista: interpretar el material para que sea pensado en las sesiones y darle un sentido, no para que se elimine el inconsciente, sino para comprenderlo y estar conscientes de que esa parte que nos enferma es nuestra y poder lidiar mejor con los asuntos de la vida por nuestra propia cuenta, sin tener que ir culpando al mundo de lo que nosotros mismos generamos.

Así pues, el psicoanálisis lejos de ser una disciplina mística o mágica, es bastante humana, que busca que entendamos esa parte desconocida de nuestra mente que nos genera conflictos, para poder hacernos cargo de una mejor manera y sufrir menos. Por lo tanto el tratamiento psicoanalítico es una exploración conjunta que hacen terapeuta y paciente a las profundidades de la mente para conocernos más y mejor. Una tarea que nunca es fácil ni sencilla, pero siempre es edificante.

Jesús Zamora
Psicólogo y psicoterapeuta psicoanalítico