PENSAMIENTO POSITIVO ¿CÓMO LO CONSIGO?

CuidadosaMENTE

Pensar en positivo es la clave para conseguir el éxito. Tanto en el ámbito personal como  en el laboral los pensamientos negativos nos impiden avanzar y crecer, por eso, es importante que aprendas a tener control sobre ellos. Te  explicamos un sencillo ejercicio que te ayudará a lograrlo para que puedas alcanzar todo lo que te propongas.

Los pensamientos son parte fundamental en tu desarrollo y crecimiento, un pensamiento negativo puede llevarte a fracasar irremediablemente en lo que te propongas, mientras que un pensamiento positivo va a acercarte a conseguir lo que quieres debido a que tus acciones son impulsadas por las interpretaciones mentales que haces de las situaciones que vives. Es por eso, que es muy importante prestar especial atención al tipo de pensamientos que predominan en tu mente y empezar a cambiarlos.

El pensamiento, la emoción y la conducta son tres aspectos psicológicos que están muy relacionados entre sí, de manera que un cambio en alguno de ellos, producirá alguna modificación en los otros dos.

Podemos decir que el pensamiento es el causante de las emociones. Aunque los hechos externos, actuales o pasados, influyen en las emociones, no son la causa de ellas. Son nuestras percepciones y evaluaciones de los hechos, las que influyen directamente en nuestra respuesta emocional. De este modo, si logramos cambiar nuestra valoración de la situación también cambiaremos nuestra emoción y nuestra conducta.

 

 “Tanto si crees que puedes, como si no, tienes razón”

Un ejemplo:

La secuencia de lo que nos acontece es de la siguiente manera:

SITUACIÓN- PENSAMIENTO- EMOCIÓN- CONDUCTA.

Primero ocurre algo, luego pensamos o interpretamos lo que ocurrió, posteriormente sentimos una emoción y finalmente actuamos. Toda esta secuencia acontece en apenas unos segundos, es por eso que a veces nos cuesta detectarla.

SITUACIÓN:

Supongamos que has quedado con una amiga para tomar una café a las 12 am, estás esperándola en el restaurante desde hace un rato, el reloj sigue avanzando y no sabes nada de ella.

PENSAMIENTO:

¿Qué pensamiento viene a tu mente en esa situación? ( Elige el que más se acerque a lo que pensarías tú)

  • Opción 1: Quizá se olvidó de nuestra cita, seguro no le importa.
  • Opción 2: ¿Y si le ocurrió algo?
  • Opción 3: Quizá se retrasó porque hay mucho tráfico.

Los pensamientos pueden ser de carácter positivo o negativo. Si tu valoración o pensamiento sobre la situación es positivo, así también será la emoción que se genere. Por el contrario si es negativo, la emoción será negativa.

EMOCIÓN:

Dependiendo del pensamiento que hayas tenido en la valoración de la situación tu emoción podrá ser:

Opción 1: Tristeza.

Opción 2: Preocupación

Opción 3: Comprensión

Si tu pensamiento o interpretación de la situación fue que tu amiga llega tarde porque le ocurrió algo, tu emoción será preocupación, sin embargo si tu pensamiento fue que había mucho trafico tu  sentirás comprensión.

CONDUCTA:

Y en consecuencia actuarás de una u otra forma:

Opción 1:  No quiero seguir esperando, me voy.

Opción2:  Le marco a ver que le ocurre.

Opción 3: Sigo esperando un poco más.

Tu pensamiento también afecta en tu conducta, si pensaste que se olvidó de la cita, tu emoción será enojo y tristeza y tu acción será irte del lugar. Todo está relacionado

SITUACIÓN

PENSAMIENTO

EMOCIÓN

CONDUCTA

He quedado con una amiga y no ha llegado.

Opción 1: Se olvidó de nuestra cita, no le importa.

Opción 2: Y si le ocurrió algo.

Opción 3: Seguramente hay mucho trafico.

Opción 1:

Tristeza, enojo.

Opción 2: Preocupación.

Opción 3: Comprensión.

Opción 1:

Me voy

Opción 2:

Le marco

Opción 3:

Espero

Una vez identificada ésta secuencia SITUACIÓN-PENSAMIENTO-EMOCIÓN-CONDUCTA,  debes posicionarte nuevamente en el pensamiento o interpretación y tratar de buscar una manera más positiva de evaluar la situación que acontece. Recuerda, una situación por si misma no es positiva o negativa,  es de carácter neutro. Es la interpretación ( pensamiento) que hacemos de ella lo que nos lleva a tener una emoción, y en consecuencia a actuar de una u otra forma.

Si tratas de cambiar tu pensamiento entendiendo está secuencia estarás más cerca de conseguir tus propósitos ya que habrás empezado a tener las riendas de tus propios pensamientos, identificándolos y cambiándolos. ¿ Te animas a probarlo?

 

Artículo Basado en la Terapia racional emotiva conductual TREC .

Modelo ABC, Albert Ellis.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *