MEDITACIONES

Meditación para una alimentación consciente

¿Disfrutas comer o es algo que realizas en piloto automático? La alimentación consciente nos invita a conectar con nuestros alimentos y prestar atención en todo lo que implica comer.

Con esta meditación para una alimentación consciente, te invitamos a reflexionar sobre los alimentos que entran a tu cuerpo.  

¿Qué es la alimentación consciente?

La alimentación consciente o también conocida como mindful eating en inglés, es una practica que se basa en la atención plena al comer.

Consiste en prestar atención a los alimentos que consumimos, así como a nuestras sensaciones físicas y emocionales mientras comemos.

En lugar de comer de manera automática o distraída, la alimentación consciente nos invita a conectar con el presente y saborear cada bocado con gratitud.

Beneficios de comer de manera consciente

  1. Mejora la digestión. Al prestar atención plena a lo que comemos, tendemos a masticar más despacio y disfrutar del sabor. Esto facilita una mejor digestión, ya que se inicia el proceso digestivo en la boca.
  2. Reducción del estrés. Cuando ponemos nuestra atención en el acto de comer, podemos dejar de lado preocupaciones y distracciones que traemos en mente. Lo que nos lleva a una experiencia más relajante y placentera.
  3. Sana la relación con la comida. Nos invita a liberarnos de juicios y restricciones alimentarias para a disfrutar de una variedad de alimentos de manera equilibrada y sin culpa.
  4. Mayor conexión con el cuerpo. Esto nos permite reconocer las señales de nuestro cuerpo y tomar decisiones alimenticias que sean más respetuosas y saludables para nosotros.

Consejos para la hora de comer

  • Come en un sitio especial. Busca un lugar tranquilo, sin distracciones y evita tener el celular cerca.
  • Disfruta de tu comida. Enfócate en el plato, los colores, las texturas y los olores.
  • No te presiones. Determina el mismo horario todos los días para dedicarlo específicamente a comer. 
  • Cocina tu propia comida. Nadie mejor que tú para saber que alimentos son de tu agrado, recuerda incluir verduras y frutas.
  • Siéntate en la mesa. No utilices otros espacios que no están destinados para esa función. 
  • Come despacio.  Haz pausas para respirar, sentir e identificar cuando te sientas satisfecho. 

A través de esta meditación para una alimentación consciente podrás poner en práctica la atención plena al comer, disfrutar de una relación más saludable con la comida, reducir el estrés y la ansiedad y cultivar una mayor conexión con tu cuerpo y tus emociones.

¿Estás listo para empezar tu viaje hacia una alimentación más consciente y saludable?

COMPARTE

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *