DESCUBRIENDO LA ANSIEDAD

CuidadosaMENTE

Parece ser un día normal, agarras el coche y vas rumbo a tu casa después de una larga jornada laboral. Hay el mismo tráfico que todos los días, sin embargo notas que hoy estás más intolerante de lo normal, empiezas a ponerte nervioso y tratas de poner música para distraerte… Sin embargo,  en ese preciso momento, un sudor frio recorre tu nuca, comienzas a sentir una presión en el pecho y empieza a faltarte el aire, pensamientos negativos llegan a tu mente sin cesar; sientes que estás perdiendo el control… ¿Qué me está pasando?, ¿Me está dando un infarto?

La Ansiedad es un estado mental que se caracteriza principalmente por una pérdida de control acompañada de un estado emocional de miedo y unos síntomas físicos. La experiencia siempre ocurre de manera imprevista y es percibida como un suceso negativo e incluso traumático.

Es probable que en busca de una solución a tu problema, recorras varios servicios médicos y seas atendido por distintos profesionales; cardiólogos, neurólogos… pero los resultados de las pruebas indicarán que todo va bien. La incertidumbre por no saber que te ocurre incrementará tu malestar, intentarás de todo, incluso podrás llegar a confiar en soluciones mágicas, por muy escéptico que seas… la desesperación será enorme, hasta que finalmente darás con la palabra clave de lo que te sucede: TENGO ANSIEDAD.

La Ansiedad es un estado mental que se caracteriza principalmente por una pérdida de control acompañada de un estado emocional de miedo y unos síntomas físicos.

 

DESCUBRIENDO LA ANSIEDAD:

La Ansiedad es un mecanismo de defensa que todas las personas tenemos de manera universal, es un sistema de alerta ante situaciones amenazantes. 

La función de la Ansiedad es movilizarnos, mantenernos alerta y dispuestos a intervenir antes los peligros (huir, atacar, adaptarnos…) por lo tanto, por sí misma es funcional y no representa ningún problema para la salud. Sin embargo, en algunas ocasiones, la Ansiedad se presenta de manera disfuncional, y es aquí cuando estamos ante un problema.

UN EJEMPLO:

Supongamos que estás en un zoológico y un tigre se escapa de su jaula, al verlo, tus mecanismos de alarma se disparan empiezas a sentir una sensación de nerviosismo, agitación y tensión, sientes que el peligro se aproxima, aumenta tu frecuencia cardiaca, tu respiración se acelera… y empiezas a escapar de un posible ataque.  A medida te alejas te vas sintiendo más tranquilo, más seguro porque sientes que estás a salvo, aunque después de semejante esfuerzo acabas agotado.

¿Te identificas con los síntomas? Puede que lo mismo te esté sucediendo, sin embargo en los casos problemáticos de ansiedad y pánico la situación no es amenazante por si misma ( no hay ningún tigre) sino que eres tú quien hace una interpretación desproporcionada de lo que sucede, sin existir amenaza real.

¿QUÉ SÍNTOMAS EXPERIMENTO?

En la mayoría de las ocasiones, al vivir una crisis de pánico y ansiedad aparecen diversos síntomas físicos y psicológicos, aunque su aparición y frecuencia dependerá en gran medida de la persona que los experimente.

Algunos de ellos son:

  • Palpitaciones, aumento de la frecuencia cardíaca.
  • Sudoración, escalofríos.
  • Temblor
  • Sensación de dificultad para respirar
  • Sensación de ahogo.
  • Dolor o molestias en el tórax.
  • Náuseas o malestar abdominal.
  • Sensación de mareo, inestabilidad o desmayo.
  • Sensación de entumecimiento u hormigueos.
  • Desrealización (sensación de irrealidad) o despersonalización (separarse de uno mismo).
  • Miedo a perder el control o de “volverse loco”
  • Miedo a morir

¿Estás padeciendo de Ansiedad?  En cuidadosaMENTE tenemos el tratamiento ideal para ti. Empieza a tomar Terapia  Psicológica Online con nuestros especialistas y comienza a buscar una solución a tu Ansiedad.

2 comentarios en “DESCUBRIENDO LA ANSIEDAD”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.