Consejos para mejorar la salud mental

CuidadosaMENTE

La salud mental es requisito indispensable para tener una vida feliz. Cada pequeña acción es importante cuando se trata de cuidarnos.

Por eso debemos aprender a diferenciar y buscar las  acciones que realmente nos ayudan a mejorar nuestra calidad de vida, nos dan paz y nos hacen crecer como personas.

Sigue leyendo para descubrir algunos consejos que ayudarán a mejorar tu salud emocional:

HAZ EJERCICIO

Es importante realizar actividad física al menos 3 días de la semana, con duración de 30 o 40 minutos. El ejercicio físico nos ayudará con algunas enfermedades como depresión, ansiedad, estrés y mejorará nuestra calidad de sueño. Puede ser cualquier ejercicio que te guste, desde caminar, hasta ejercicios más exigentes, como el barré o la bici. También hay ejercicios que se combinan con la relajación y la meditación, como el yoga.

DUERME LO SUFICIENTE

Dormir es una actividad esencial para nuestra mente, pues durante el sueño se realizan procesos  de reparación celular que no ocurren en la vigilia. Por ello es necesario que tengamos ciclos de sueño con horarios definidos para dormir y despertar cuya duración aproximada debe ser al menos de 7 u 8 horas. Descubrirás que el descanso mejorará tu estado de ánimo y tu energía para el día.

PRACTICA TUS ACTIVIDADES FAVORITAS

Dedica tiempo a realizar actividades o hobbies que te resulten placenteros. Esto mejorará tu estado de ánimo y te ayudará a experimentar emociones positivas. Puedes hacerlo solo o en compañía, lo importante es que logres divertirte y combinarlo con tus actividades diarias.

TOMA TIEMPOS DE RELAJACIÓN

Esto ayudará a bajar el estrés y la ansiedad disminuyendo los pensamientos negativos y calmando la mente. Puedes tomar estos tiempos en tu casa leyendo algo agradable, escuchando música o jugando con tu mascota.

MEDITA

Prueba haciendo ejercicios de meditación para hacerte consciente de ti mismo, lograr un estado emocional saludable y reducir el estrés y la ansiedad. La meditación es un proceso que requiere práctica y disciplina. Puede resultar complejo al inicio, pero dale una oportunidad ya que poco a poco te será más sencillo y los beneficios son maravillosos. Te damos algunos consejos para meditar:

  • Usa ropa cómoda
  • Busca un lugar tranquilo
  • Encuentra una postura cómoda y mejórala con el tiempo
  • Empieza con meditaciones guiadas como la que te compartimos aquí.
  • Hazlo parte de tu rutina.

PROMUEVE PENSAMIENTOS POSITIVOS

Intenta siempre promover pensamientos positivos. Los verás reflejados en tu lenguaje y también en tus acciones. Es común que lleguen a tu mente pensamientos como “no puedo”, “no lo conseguiré” o “es muy difícil”, pero intenta cambiarlos por frases como “yo puedo”, “si me esfuerzo lo conseguiré” o “es difícil ahora, pero con tiempo y con práctica será fácil”. Verás que si cambias tus pensamientos también cambiarán tus acciones.

APRENDE A DECIR «NO» 

Muchas veces aceptamos cosas por no saber decirle “no” a las personas. Puede ser algún familiar, amigo o pareja y eso dificulta negarles una petición. Pero debemos aprender a vivir sin complacer a los demás todo el tiempo. Es importante que busquemos la plenitud con nosotros mismos y partir de ese punto mirar hacia adelante.

PLATICA

Ten conversaciones con las personas cercanas a ti. Esto ayudará a que te conozcan mejor y sepan como tratarte, incluso cuando son días difíciles para ti. Te sorprenderá lo mucho que te pueden ayudar tus amigos o compañeros en cualquier momento de tu vida.

CONÓCETE A TI MISMO/A

Cuando conoces tus gustos, tus disgustos, lo que te emociona, lo que te causa miedo, tus motivos, tu felicidad o tristeza, te sentirás más preparado para afrontar cualquier circunstancia. Este paso tomará tiempo, pero valdrá el esfuerzo. Un gran aliado para conocerte a ti mismo/a es tomar terapia psicológica.

PIDE AYUDA CUANDO LA NECESITAS

No sientas vergüenza de pedir ayuda. Existen situaciones en la vida en las que es normal no lograr hacer todo, o no hacerlo bien. Es perfectamente válido pedir ayuda a  una amiga o a un especialista en salud emocional. Ellos pueden ser tu soporte para salir de las situaciones difíciles o para apoyarte a mejorar en lo que necesites.

Estamos seguros que estos consejos te ayudarán a mejorar tu salud mental y emocional. Intenta poner en práctica todos los necesites y recuerda que sentirse bien es el reflejo de muchas pequeñas acciones en nuestra vida. Siempre es buen momento para comenzar algo nuevo o para tomar una nueva dirección en el camino que escoges en tu vida.  ¡Ánimo!