CÓMO USAR TU CUERPO PARA CAMBIAR TUS EMOCIONES

CuidadosaMENTE

¿Sabías que puedes cambiar una emoción negativa solo con modificar tu postura corporal? Así es, ¿quieres sentirte seguro, contento, motivado? ¡Sólo tienes que seguir leyendo!

 

LOS CUATRO COMPONENTES DE LA EMOCIÓN:

  • LA EMOCIÓN PER SE ¿Esta ya la conoces verdad? Algunos ejemplos son tristeza, alegría, miedo, enojo, frustración…
  • LA QUÍMICA CEREBRAL“Una emoción se conecta con la química cerebral de esa emoción”. Es decir, que cuando nos sentimos contentos y motivados, nuestro cerebro segrega serotonina. Cuando nos sentimos felices nuestra química es feliz.
  • EL SISTEMA NERVIOSO AUTÓNOMO: Nuestra piel y otros órganos de nuestro cuerpo también reaccionan a las emociones. Un ejemplo de lo anterior es que una emoción de estrés o ansiedad afecta a nuestro ritmo cardiaco acelerándolo. De la misma forma sucede al revés si desaceleramos nuestro ritmo del corazón podemos llegar a sentir paz.
  • LOS MÚSCULOS: Las emociones también se encuentran conectadas a los músculos por ejemplo cuándo estamos felices sonreímos como respuesta a una acción refleja de nuestro cuerpo. Mismo sucede cuando estamos triste, nuestro rostro se vuelve serio, cabizbajo y nuestro cuerpo se contrae.

La catedrática de Harvard Amy Cudy observó que cuando cambiamos nuestros gestos y la postura corporal somos capaces de cambiar nuestro sentir. Por ejemplo, una postura de poder (imaginemos a la mujer maravilla) erguida, con el pecho hacia fuera, manos en las caderas y pies ligeramente separados puede hacer que no sólo nos sintamos empoderados, sino que, además, logremos sentirnos más seguros de nosotros mismos.

 

“Las posturas expansivas y abiertas reflejan poder, mientras que las posturas cerradas y contraídas reflejan inseguridad. Además, no sólo estas posturas lo reflejan, sino que también lo generan”

 

PRACTICA HASTA QUE LO LOGRES:

 Paso 1: Practica tu postura de poder y tus expresiones faciales hasta que consigas una emoción positiva. Puedes iniciar observando tu reflejo en el espejo, respirando tranquilo, sonriendo desde el corazón y adoptando la postura de la mujer maravilla.

 

Paso 2: Crea una afirmación de poder, una frase personalizada que denote seguridad y amor. Por ejemplo “Hoy me amo y me relaciono positivamente conmigo mismo”. Repítela en voz alta mientras practicas el paso 1.

Recuerda que una afirmación se vuelve mucho más fuerte cuando tu postura corporal contribuye a programar ese mensaje en tu cerebro.

 

Paso 3: Cada vez que sientas que no eres lo bastante bueno, o experimentes enojo, trata de poner en practica lo anterior; sonríe, respira profundo, adopta la postura corporal contraria a la emoción negativa. Cuanto más practiques mejor lo harás, ¡Estás re-programando tu cerebro!

 

¿Estás dispuesto a iniciar este año con más dominio propio?

1 comentario en “CÓMO USAR TU CUERPO PARA CAMBIAR TUS EMOCIONES”

Los comentarios están cerrados.